Niños cada vez más tecnológicos: ¿Tendencia positiva o negativa?

Babies-playing-computer_2560x1600

Según las encuestas, uno de cada tres bebés juega con el celular antes de aprender a andar o a hablar y  a los 2 años, la mayoría de los pequeños, usan los dispositivos móviles al menos durante una hora al día.

Más de un tercio de los infantes aprenden a jugar con los móviles antes que a andar o hablar. Es cada vez más habitual ver a lactantes, que no superan los seis meses, golpeteando los «smartphones» y las tablets. Es más, el porcentaje aumenta hacia el año de edad.

Uno de cada tres ocupa aparatos tecnológicos antes de los seis meses. Y uno de cada siete niños usa estos dispositivos durante al menos una hora al día.

Son los datos recogidos en un estudio presentado en la Reunión Anual de las Sociedades Académicas de Pediatría de Estados Unidos, que se celebra en San Diego, California.

La Academia Americana de Pediatría desaconseja el uso de los medios de entretenimiento como televisores, computadores, teléfonos inteligentes y las tablets a los menores de 2 años de edad.

ninos-tablet-telefono-movil-163964

Para aclarar dudas respecto al tema entrevistamos a la psicóloga clínica Francisca Carrasco Tassara:

¿Los aparatos tecnológicos son beneficiosos o perjudiciales para los niños?
En general, la tecnología trae grandes beneficios, tanto para niños como para los adultos, mientras sea utilizada de manera adecuada. Cuando hay un mal uso o un uso excesivo, sí puede producir daños en el desarrollo y bienestar de los chicos.
¿Es una herramienta útil?
Sí, hoy en día la tecnología permite acceder a mucha información de manera fácil y a una mayor comunicación con los demás. En este sentido puede ser muy productiva y eficaz, como una forma de aprendizaje y una manera de mantener contacto con otras personas. Por ejemplo, un celular permite que un niño pueda llamar a sus padres en caso de emergencia, que mantenga contacto con amigos o familiares que están lejos. Pero al mismo tiempo, si es mal utilizado, puede convertirse en un foco de distracción en clases, en un posible contacto con extraños, etcétera.

¿Qué hacer si los niños caen en la adicción por las herramientas tecnológicas?
Es muy importante que los padres pongan límites claros en cuanto al tiempo y al tipo de uso que se le dará a las distintos equipos. Por ejemplo, es recomendable que el computador esté siempre en un lugar visible, para que los pequeños sepan que hay un control sobre los contenidos que buscan. También es bueno mantener vigilancia parental en el computador, filtrar páginas web inadecuadas y revisar cada cierto tiempo, qué hacen los menores. Es importante que los padres estén al tanto de cómo se usan estas tecnologías y que por ejemplo, si permiten que sus hijos tengan Facebook, ellos se hagan un perfil y tengan a sus hijos de amigos para poder ver el uso que le dan.
Hay que tener mucho cuidado con la cantidad de horas que se les permite a los chicos para usar este tipo de aparatos, porque fácilmente pueden optar por la comodidad de la tecnología y evadir otras dificultades que es importante que vivan (por ejemplo socializar, desarrollar habilidades físicas, hacer tareas, leer, etcétera). Ojalá no permitir que niños muy pequeños usen herramientas tecnológicas por un tiempo prolongado, ya que esto impide que desarrollen otras habilidades básicas y se produce un retraso con respecto a sus pares.

Los preescolares aprenden más explorando el mundo real y utilizando sus sentidos, que estar frente a una pantalla y esto es fundamental en su proceso de crecimiento.

¿Cuál sería la forma correcta de usarlas?’
Con tiempos controlados y con contenidos limitados por los padres. Ojalá retrasar lo más posible el uso de redes sociales y sólo permitirlo bajo la inspección de un adulto.
También es aconsejable que esperen cuando quieran un artículo tecnológico nuevo o que no siempre obtengan el que quieren. En general, la tecnología es cara y se ven muchos niños con aparatos de altos precios y son capaces de valorar de forma adecuada. Es bueno enseñarles desde pequeños que es difícil acceder a esto y que si lo tienen, es una suerte y deben cuidarlo.

Ojalá no tener televisión en la pieza, y al igual que el computador, siempre esté en un espacio común, donde se pueda estar observando abiertamente su contenido.

Es fundamental que los padres también sean buenos modelos del uso de los dispositivos móviles. Si el niño ve que su padre está siempre en el computador, es difícil que él no quiera hacer lo mismo.

Para un niño de 4 ó 5 años, lo ideal es permitirle máximo media hora sentado frente a una pantalla. A los 6 ó 7 años puede ser una hora. Y en la adolescencia, dos horas (sin contar el uso del computador para tareas). Estos espacios se pueden ir flexibilizando en la medida que se vaya observando la madurez del menor para manejar la tecnología.

¿A qué edad es conveniente que los niños comiences a usar elementos tecnológicos?

Desde los 3 años los chicos pueden obtener algún beneficio de la tecnología, pero sólo a través de un uso limitado de programas educativos. Siempre la utilización de la tecnología debe ser supervisado por un adulto, por lo que lo ideal es no regalarle un Smartphone a un pequeño ara que lo use libremente hasta los 11 ó 13 años (dependiendo de la madurez del niño).
Sin embargo, a pesar de que los aparatos tecnológicos puedan aportar contenidos educativos, esto no significa que su beneficio sea mayor al que un infante obtiene leyendo un libro o explorando la naturaleza.

Galería | Esta entrada fue publicada en Consejos, Educación, Portada, Psicología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s