Cómo cuidar al bebé cuando está resfriado

Sabias-que-el-resfriado_articulo_landscape

Tos, flemas, mocos. No es nada divertido que tu pequeño esté enfermo. ¿Qué puedes hacer cuando está resfriado? Estas son algunos consejos para lograr que tu hijo se sienta más cómodo mientras su sistema inmunitario se ocupa del virus.

Incentivarlo a tomar líquidos durante el día

Aunque sea uno o dos sorbos por vez, le ayudarán a aliviar el dolor de garganta, la tos y la congestión, además facilitará la expulsión de las flemas. Servirle alimentos líquidos como sopas, compota de manzana, sandía o barras congeladas de fruta, son buenas opciones.

Genera humedad
Sentarse en un baño lleno de vapor con la ducha caliente abierta, puede ayudar a destapar la nariz y a aliviar la tos. En otras partes de la casa, considera colocar un humidificador de vapor frío.

Utiliza solución salina
La solución salina (agua con sal) en aerosol o gotas para la nariz son una forma segura y efectiva de aliviar el moco para que fluya más fácil (si no estás segura de que tu hijo necesite solución salina en aerosol, consulta con el pediatra). Utiliza la pera sacamocos de goma, después de la solución salina, para succionar el moco.

Es bueno que tu retoñito tome los resfriados con calma, pero es probable que no quiera estar en la cama todo el tiempo. Estas son algunas actividades pacíficas para que no se aburra:

  • Cuentos: Toma sus cuentos favoritos, tírense en el sofá o la cama y lean juntos. Tu hijo valorará tu compañía.
  • Hora del baño: La inmersión en agua caliente es tranquilizante y la humedad aliviará la tos y la congestión nasal. Si el pequeño no quiere entrar en la tina, abre la ducha caliente y dibujen en el espejo empañado.
  • Juegos de mesa: Rompecabezas, juguetes de construcción, adhesivos, figuritas y libros para colorear, son pasatiempos pacíficos para cuando el pequeño está enfermo.
  • Juego imaginario: Por lo general empiezan cuando el niño tiene alrededor de 2 años, por eso, si tu hijo es más grande y está resfriado, posiblemente sus juguetes también estén enfermos. Cuidar al Sr. Oso colocándole gotitas en la nariz o tomándole la temperatura, puede ayudarle a aceptar que le hagan lo mismo. Y si le preguntas si al Sr. Oso le duele la garganta, la respuesta de tu hijo puede ayudarte también a saber lo que él siente.

 

Fuente: http://www.pampers.cl

Galería | Esta entrada fue publicada en Consejos, Portada, Salud. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s