¿Cómo planificar una rutina para tu bebé?

 

home_01

Las necesidades de tu retoñito no son tan complicadas – comer, dormir, jugar, y sentir el amor de sus padres- abarcan las principales. Pero saber lo que tu bebé necesita, en qué momento y en qué cantidad puede ser un verdadero desafío. Implementar una rutina regular o programar el día puede simplificar la vida. El hecho de establecer una planificación y un patrón predecible del día permitirá que tu pequeño aprenda a esperar. Los chiquitos necesitan saber que “ciertas” cosas ocurrirán en determinado momento del día.

Los únicos requerimientos no negociables con los bebés son el sueño y el hambre, por lo cual las rutinas fundamentales a programar son las comidas y las horas para dormir que deberían ser respetadas todo lo que sea posible. El momento del baño también es un  importante, ya que los infantes, generalmente disfrutan mucho de esa actividad. Recuerda que siempre será conveniente programar el baño en horas de la tarde para que tu hijo se relaje antes de ir a a descansar.

¿Cuándo puedo empezar?

Gran parte de los pediatras opinan que  los bebés están listos para adaptarse a una rutina entre los 2 y 4 meses de edad. Tu retoño puede adoptar patrones predecibles mucho antes de esto y de forma espontánea, si ese fuera el caso, estimula el cumplimiento de estos horarios.

¿Cómo empezar?

Toma notas en una agenda. Durante un par de días tómate el trabajo de anotar las actividades que demanda tu bebé, las horas y el tiempo para cada una.

Por ejemplo:

Horas de sueño nocturno, duración: 8 horas, horario de 22 a 4 horas  y de 5 a 7 horas.

Esto te permitirá tener mas noción del tiempo que necesitarás ocuparte de tu pequeñito y el tiempo que dispones para tí.

Las actividades mas frecuentes son:

  • Sueño nocturne
  • Siestas
  • Cambio de pañales
  • Mamadera o lactancia
  • Baño
  • Masajes
  • Juegos

Una vez realizado este análisis de las actividades del día podrás diseñar tu propia planificación.

Tampoco deberás asignarle una hora definida a todos los eventos, pero las que sí son importantes de fijar, tal como dijimos antes, son el sueño, la alimentación y el baño.

De todas formas debes estar alerta, ya que las necesidades de los bebés se modifican mucho con el correr del tiempo, es probable que en los primeros meses se incremente la cantidad de alimento que debe ingerir y luego de los 6 meses, su sueño sea mayor durante la noche y las siestas disminuyan. Las rutinas deben ser flexibles e ir acompañando las necesidades de tu hijo en cada etapa.

 

Fuente: http://www.bebesencamino.com
Galería | Esta entrada fue publicada en Consejos, Educación, Portada, Psicología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s