Las riquezas del masaje infantil

“Los masajes son tan esenciales para los bebés como las vitaminas, sales minerales y proteínas”(Frederic Leboyer, médico francés, que importó a Occidente la técnica del masaje Shantala).

A todos nos gusta ser mimados y de manera innata acariciamos a nuestros seres queridos. Los bebitos también sienten la necesidad de disfrutar todo tipo de contacto con la piel.

El recién nacido percibe todo lo que ocurre a su alrededor a través de la dermis: las sensaciones de dolor, de placer, las texturas, la temperatura, la vibración de lo sonoro y las emociones maternas.

A través de suaves frotes, enviamos a nuestros retoños un mensaje, diciéndoles cuánto los amamos. Estas muestras de cariños y preocupación que recibe el lactante influirán positivamente en su personalidad y en su actitud frente a la vida.

El masaje es una práctica muy ventajosa para el bebé porque:

• Propicia un contacto íntimo entre mamá e hijo, favoreciendo la interacción.

• Nutre emocionalmente al menor.

• Estimula el sentido del tacto y proporciona una sensación de seguridad y bienestar difícil de lograr con otras prácticas.

• Permite que los lactantes comiencen a tomar conciencia de su cuerpo, ya que desconocen que tiene un cuerpo con una forma concreta y una funcionalidad específica.

• Maximiza el desarrollo neurológico del niño.

• Fortalece las funciones circulatorias y gastrointestinales.

• Facilita la maduración del aparato respiratorio y digestivo.

• Estimula el buen funcionamiento general de su organismo.

• Proporciona relajación y descanso s los pequeños.

• Es una fuente inagotable de bienestar para el infante y para sus padres.

• Tonifica y fortalece los músculos.

• Mejora la adaptación e incentiva la inteligencia.

• Combate el insomnio y las pesadillas, duerme por más tiempo y de manera más profunda.

• Ayuda a conciliar el sueño.

• Elimina problemas de cólicos.

• Produce avances físicos en los casos de niños con necesidades especiales.

• Aumenta la auto-estima del bebé.

• Ayuda a que el bebé entienda poco a poco la separación corporal con su madre, generando la posibilidad de mayor independencia.

Regalonea a tu retoño con un rico Masaje Shantala

Este masaje terapéutico infantil nace en la India. El doctor francés F. Leboyer, después de observar cómo una mamá masajeaba a su hijito, quedó fascinado con la fuerza de los movimientos y los beneficios que esa práctica tenía en los infantes. Por lo tanto, decidió importar la técnica a Occidente y la bautizó con el nombre de aquella madre, Shantala.

La práctica consiste en unos masajes suaves y rítmicos, ideales para recién nacidos y niños de hasta 7 años de edad. Los frotes parten en el centro del cuerpo y de a poco van hacia afuera, es decir, desde el pecho hacia las extremidades.

Esta productiva técnica calma a los bebés, fomenta la resistencia de su organismo, favorece un sueño tranquilo y un desarrollo psíquico positivo.

Fuente : Arlene Yong Hyde, Monitora Masaje Shantala y de Embarazo.
Galería | Esta entrada fue publicada en Consejos, Portada y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s