Tips para aliviar las molestias de la dentición

Cuando los dientes comienzan a brotar, los bebés suelen ponerse irritables, incluso pueden presentar fiebre, vómitos y diarrea. Las mamás que ya han pasado por esto, saben que los síntomas son variables, pero los más comunes son mal humor, salivación excesiva, sensibilidad en las encías.

Es muy angustiante para los padres ver que su hijo se siente molesto y dolorido; y si bien no existen remedios milagrosos, hay algunos trucos que pueden hacer que esta etapa sea menos molesta para tu pequeño.

Masajear sus encías: Parece simple pero funciona. Con las manos bien limpias, frota sus encías con la yema de tu dedo durante unos minutos.

Paño frío: Las inflamaciones suelen calmarse con el frío. Humedece un paño suave y limpio y colócalo en el freezer durante 15 minutos, luego deja que tu bebé lo muerda.

Mordillos o gomas de dentición: La gomas para infantes, que hoy vienen en todos las formas y texturas que puedas imaginar, ofrecen un gran alivio a las encías de tu pequeño. Algunos incluso tienen relleno de líquido, que permite que lo enfríes en la heladera, por lo que brindan un beneficio adicional.

Helado: Los alimentos fríos, como el helado, son un buen analgésico, ya que disminuyen la molestia de la encía, además tu hijo disfrutará feliz un rico helado. De todas maneras, consulta antes a tu pediatra.

Fruta fría: Si tu retoño ya está comiendo sólidos, puedes darle un trozo de fruta recién salido de la heladera. No olvides que debes vigilarlo mientras la esté comiendo. Existen en el mercado unas pequeñas redecillas dentro de las cuales se coloca el alimento e impiden que tu bebé corte un trozo grande de fruta y corra peligro de atragantarse.

Bizcochos o pan duro: Algunos bebés no se sienten cómodos con los alimentos muy fríos, pero masticar un bizcocho duro o un trozo de pan del día anterior, puede brindar un gran alivio también.

Gel de dentición: Existen unos geles que contienen anestésicos locales y pueden ayudar a disminuir el dolor a tu niño. Muchos pediatras no están de acuerdo con su utilización, por lo que deberías consultar a tu médico.

Analgésicos: Pregúnta a tu pediatra para la administración de una dosis de Paracetamol o Ibuprofeno. Cuando ya se agotaron todas las técnicas naturales, puede ayudar a tu pequeño a calmar la molestia.

Fuentes:
http://www.bebesencamino.cl
Catalina Soto, pediatra
Galería | Esta entrada fue publicada en Consejos, Portada, Salud y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s