Tips para captar las mejores poses de tu hijo

La admiración y el amor que sentimos por nuestros retoñitos, nos llevan a querer retratar cada instante de su crecimiento. Su primera sonrisa, su primera comida, su primer diente…en fin, la idea es inmortalizar cada etapa de su vida. Si quieres que tus fotos sean admiradas y los recuerdos de tu hijo sean aún más encantadores, aquí te damos 9 técnicas para lograrlo.

1. Prepara la escena: No sobrecargues el lugar con accesorios o decoración que hagan ver a tu niño rodeado por un desorden. Cuida las imágenes que se ven de fondo, por ejemplo una puerta abierta del baño que se vea detrás, puede arruinar cualquier obra de arte. Una imagen simple, clara y llena de naturalidad, lograrán que tu pequeño sea el foco de atención. Puedes utilizar una cama con varias almohadas tapadas con una sábana blanca o un sillón claro, son un buen escenario.

2. Ubícate a su altura: Enfóca sus ojitos o sitúate bajo él. También es bueno no llamar siempre su atención, déjalo que juegue con algún objeto y retrata aquellos momentos espontáneos y cotidianos.

3. Era tan pequeñito… : Demuestra lo chiquitito que es comparándolo con algún objeto, por ejemplo pásale un oso de peluche o un juguete para tener el parámetro de su tamaño. Puedes tomar una mes a mes en la misma situación, para comparar su crecimiento.

4. Juega al fotógrafo: Puedes modificar algunas de las imágenes para visualizarlas en tonos sepia o en blanco y negro. Recuerda que aunque tu cámara lo permita, es mejor cambiarlas con algún software específico y así conservar las dos versiones.

5.  Aprovecha el sol: Las mejores fotos se toman con luz natural y mucho mejor si es al aire libre. La luz suave de las mañanas o de los atardeceres, acentuará su ternura. Evita el sol fuerte del mediodía, ya que hará que cierre los ojos. El flash puede arruinar la fotografía con la aparición de los ojos rojos.

6. Participa de las fotografías: Cuando tu retoño ya sea un adulto, querrá saber sobre ti y cómo eras durante su infancia. Posa junto a él o ella, y muéstrate feliz. Puedes utilizar esas cámaras que tienen funcionalidad para retrasar la toma de la foto unos segundos.

7. Trátalo como una estrella: Para que se vea feliz y sonría, no debe tener ninguna molestia, por ejemplo que no esté con hambre, que tenga el pañal limpio, sin sueño ni cólicos. Reconoce cuando tu hijo está de buen humor y aprovecha el momento.

8. Modelando con agrado: El niño no debe tener ropa que lo incomode ni que lo fastidie, ya que de esta forma no lograremos la sonrisa que buscamos durante su sesión de fotos.

 9. Almacena bien los recuerdos: Siempre es bueno imprimir algunas imágenes de tu bebé y colocarlas en un álbum. La ventaja de las fotos digitales es que solo invertirás dinero en las que realmente valen la pena. Clasifícalas en formato digital guardándolas en carpetas con nombres que las identifiquen, puedes ordenarlas por año y fecha. Siempre realiza un resplado de las fotografías en algún disco duro externo o en un disco virtual.

 Fuente: http://www.bebesencamino.com
 
Galería | Esta entrada fue publicada en Consejos, Portada y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s