El yoga, un regalo para la salud física y mental de los niños

¿Te parece difícil que tu hijo o hija consiga mantenerse quieto, callado y concentrado? Seguro que para muchos padres es casi imposible, pero  la práctica del yoga puede lograr eso y mucho más. Todo dependerá de la motivación, paciencia, persistencia y trabajo conjunto entre los padres y el profesor de yoga.

“La mente de un niño no es un recipiente para llenar , sino una lámpara para encender…”   Plutarco.

Esta técnica antiquísima, data de más de 4500 años. En sus inicios era sólo una, luego con el tiempo y la modernidad han ido apareciendo muchas otras formas y derivaciones, sin embargo todas apuntan al mismo fin : Unir cuerpo, mente y espíritu.

Desde los 3 años de edad los infantes ya están en condiciones de practicar esta disciplina. “Hay chicos que llegan porque les gusta el ejercicio corporal que se realiza, otros porque necesitan desarrollar una mayor concentración, producto de ser personas muy inquietas. Otros contrariamente para activarse y energizarse, o simplemente para estar mejor con ellos mismos. En cualquiera de los casos, el niño siempre llega a través de sus padres”, señala la instructora de yoga Antonia Salas.

Un beneficioso regalo para el desarrollo integral los niños

A través de esta práctica los infantes ejercitarán su respiración y aprenderán a relajarse para hacer frente al estrés, a las situaciones conflictivas y a la falta de concentración, problemas tan evidentes en la sociedad actual.

“Según mi experiencia este ejercicio es una tecnología totalmente efectiva para todos, pero más aun para los menores, pues ellos son verdaderos receptáculos de conocimientos, son como verdaderas “antenas” recibiendo , capturando todo lo que el medio les ofrece, ¡TODO!”, comenta la instructora de Kundalini Yoga, Maricel Bravo.

Según la especialista en yoga infantil, pre y post natal, esta actividad tiene el objetivo de brindarles un espacio a los niños en donde puedan desarrollarse física y espiritualmente.

“Los pequeños que adoptan este hobbie, logran trabajar sutilmente su aspecto espiritual , pues están teniendo la vivencia de “estar con ellos  mismos”, siendo esas las bases de la autoconfianza, de la autonomía  y del sentimiento de unidad, certezas que necesitamos tanto para desarrollarnos como seres humanos  íntegros y concientes de la realidad que vivimos y creamos a cada instante”, enfatiza la monitora Maricel Bravo.

En conclusión lo que conseguirá tu retoño a través de esta práctica, a nivel físico y mental es:

1- Desarrollo y destreza de los músculos motores.
2- Flexibilidad en las articulaciones.
3- Mejora de los hábitos posturales de la columna vertebral.
4- Masaje de los órganos internos.
5- Mejoría en los hábitos de la respiración.
6- Estimulación de la circulación sanguínea.
7- Mejoría de la autoestima.
8- Baja en el nivel de estrés infantil.
9- Perfeccionamiento de los sentidos.
10- Agilidad y entereza.
11- Calma y relajamiento.
12- Estiramiento.
10- Mejor desarrollo de la atención, concentración, memoriae imaginación.
11- Armonización de la personalidad y el carácter.
12- Oportuna canalización de la energía física.
13- Mejor comprensión e interacción con los demás.

Recursos y práctica del yoga con niños

Tratándose de infantes, la motivación para realizar esta disciplina es un factor muy importante. En razón de eso, es conveniente que en una clase de yoga no haya más de 15 alumnos reunidos. Además ellos deben sentirse cómodos y relajados, por lo que es necesario que asistan con ropas holgadas, ligeras, confortables y que les permitan hacer cualquier movimiento con comodidad.

Las clases deben realizarse en un ambiente limpio, tranquilo, ventilado y silencioso. Se pueden utilizar colchonetas o alfombras apropiadas y los pequeños pueden estar descalzos o con calcetines.

El yoga puede ser practicado a cualquier hora del día, pero el mejor horario es por la mañana. Además es recomendable que se evite la ingestión de alimentos sólidos dos horas antes de su práctica.

La especialista en yoga infantil, Maricel Bravo, explica que “según la edad es el tipo de práctica que se ofrece. Pues las necesidades de un infante de 3 años no son las mismas que las de un niño de 9, por lo que las clases se debe separar por edades”:

A los más pequeños (3 a 5 años) se les ofrece un yoga más lúdico, una sesión de no más de 30 minutos, en la que la prioridad es que los chicos jueguen al yoga, eso quiere decir que de distintas maneras (cuentos, rondas…) ellos van realizando las asanas (posturas), haciendo los ejercicios de respiracion (pranayamas) y tienen un momento para vivir la relajación y la meditación … todo desde el juego.
Los más grandes (7 a 9) tienen una clase más larga, con el énfasis puesto en las posturas mismas, pudiendo asi realizarse series como el saludo al sol o juegos con mayores desafíos, en los que están incorporados las posiciones, la respiración.

La respiración del Yoga

La respiración es una parte integral de esta actividad física. El inhalar y exhalar por la nariz, es esencial para que el menor pueda estirarse y obtener el equilibrio necesario para lograr hacer las posiciones del yoga. Una vez que el grupo controle su respiración, el profesor empezará con las posturas. El objetivo de éstas es, desde los órganos exteriores, ir calmando a los interiores. Con los niños, hay que ir practicándolas poco a poco las posiciones. Lo ideal, es que al principio aprendan a respirar y a relajarse, después a concentrarse.

A los más chiquitos no se les debe exigir que repitan una postura una y otra vez, porque eso puede convertirse en algo muy aburrido para ellos. Hay que ir variando los movimientos y a un ritmo que los pequeños no pierdan la concentración. Como ya hemos dicho, el ánimo y la motivación son cruciales en este sentido; el respeto, la moderación y una actitud positiva y alegre.

Fuentes:
Maricel Bravo Figueroa, especialista en yoga infantil, pre y post natal e instructora de Kundalini en “Escuela Savittar” de Viña del Mar.
Antonia Salas Venegas, instructora de yoga infantil  en “Escuela Savittar” de Viña del Mar.
http://www.guiainfantil.cl
 
Galería | Esta entrada fue publicada en Consejos, Portada, Psicología, Salud. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s