La fiebre infantil: Causas y mitos

Se considera fiebre cuando la temperatura axilar es superior a 38ºC, o la rectal mayor de 38,5ºC. Cuando la  axilar está entre 37 y 38ºC se le llama febrícula o coloquialmente décimas. Si el niño presenta un estado febril, suele desencadenar mucha angustia y preocupación en los padres, que suele ser proporcional al grado de la fiebre.

La fiebre es un síntoma

Este estado en sí no se considera una enfermedad, es sólo una señal de que hay un problema de salud. Esta dificultad puede ser de distinta naturaleza:

Causa infecciosa: Es la más frecuente. Cuando un pequeño ha sido atacado por un virus o bacteria, el organismo pone en marcha diferentes mecanismos de defensa que tiene para combatir la infección. Uno de estos mecanismos es la fiebre. Se cree que el aumento de la temperatura corporal crea un ambiente más incómodo para el “bicho”.

Golpe de calor:La temperatura ambiental influye en la corporal y es mayor cuanto más pequeño sea el niño.

Exceso de ropa: Los recién nacidos y los lactantes, no regulan la temperatura corporal, por lo que factores externos como el ambiente caluroso o el exceso de ropa pueden provocar fiebre.

Reacción post-vacunal: Tras la administración de las vacunas es relativamente frecuente que los niños presenten fiebre ó febrícula. Suele aparecer a las 24-48 horas después de la inyección. Salvo cuando se inyecta la triple vírica, el estado febril generalmente aparece a la semana.

Deshidratación: Es lo que se denomina fiebre de sed y es típica de los recién nacidos y lactantes en verano, cuando no ingieren la cantidad de líquido que necesitan para mantener un estado de hidratación adecuado.

Traumatismos importantes, postoperatorios, enfermedades crónicas, procesos inflamatorios: Son también otras causas de fiebre.

La dentición: Puede producir febrícula, pero no suele producir fiebre.

Mitos sobre la fiebre

Con respecto a este síntoma existen muchas ideas populares, que no son ciertas:

– La fiebre en sí misma es dañina. Al contrario, en realidad está reflejando que el organismo está reaccionando, se está defendiendo de algo.

– La fiebre daña el cerebro, es falso.

– La fiebre es sinónimo de meningitis, un gran mito.

– El grado de la fiebre está relacionado con las convulsiones febriles (crisis convulsivas que aparecen acompañadas de fiebre, la edad típica de aparición es entre los 6 meses y los 5 años). Estas crisis no dependen del grado de la fiebre, sino que tienen una base genética.

– La respuesta a los antifebriles sea buen indicador del tipo de infección (vírica o bacteriana).

– La fiebre alta sea sinónimo de infección grave. Una infección vírica puede producir fiebre de hasta 40ºC. Aunque es cierto que la probabilidad de bacteriemia (tener una bacteria en la sangre) es mayor cuanto mayor sea la fiebre.

– No dar el antitérmico para que el médico vea al niño con fiebre. De hecho la examinación es más fiable y se explora mejor a los niños cuando no tienen fiebre, que cuando están con el pick febril.

Fuente:  Por Natalia Ramos Sánchez, pediatra, en http://www.edukame.com
 
Galería | Esta entrada fue publicada en Enfermedades, Portada, Salud. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La fiebre infantil: Causas y mitos

  1. Fiebre dijo:

    Interesante artículo, como padres siempre nos encontramos con dudas sobre la fiebre infantil y muchas veces desconocemos como actuar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s