¿Qué hacer con los niños desobedientes?

“¡No puedo con mi hijo!, ¡nunca obedece! ¡Lo hemos intentado todo, pero es inútil!”. Es lo exclaman muchos padres desesperados, sin saber qué hacer con sus niños desobedientes. Frente a esa actitud de rebeldía se preguntan: ¿Por qué algunos chicos son tan insolentes e indisciplinados?, ¿Cómo es posible que los hermanos sean tan distintos, si el ambiente es el mismo?, ¿Nacen así?

En el libro “El No también ayuda a crecer”, se menciona que cada infante es único e irrepetible y nace con una forma de ser, la suya. Desde pequeños, los distinguimos con facilidad. Algunos se muestran sonrientes, tranquilos, relajados, simpáticos, afectivos… y otros inquietos, díscolos, retadores, continuamente poniendo a prueba a sus papás.

El desafío de educar a un pequeño tirano

Los menores de temperamento fuerte, buscan el enfrentamiento, son desafiantes y quieren ser el centro de atención. Lo malo es que con frecuencia lo consiguen; a veces por agotamiento de los adultos y otras por perseverancia suya.

La mayoría de las veces los chicos desobedientes están hechos “un lío”; no dejan de ser niños y como tales necesitan la seguridad que les podemos proporcionar los mayores. Pero un padre que duda continuamente: Cómo afrontar sus desafíos, cómo reaccionar ante sus desplantes, ante sus “oídos sordos”, no es el mejor ejemplo de seguridad y equilibrio. Ellos piensan que nosotros siempre sabemos lo que tenemos que hacer, y no comprenden que dudemos tanto. A veces sus actitudes son extremas, buscan la provocación ¡para ver si, por fin, reaccionamos y actuamos!

En estos casos, nos ayudarán mucho los registros para anotar la conducta de los retoñitos rebeldes. Cuando no sepamos cómo reaccionar, cuando nos encontremos despistados, cansados… ¡anotemos exactamente lo que pasa en esos momentos!, pero para hacerlo de forma eficaz, utilizaremos el siguiente cuadro:

Hoja de registro de conducta en casa. NOMBRE_____________________________EDAD _________
Día y hora

SITUACIÓN
¿Dónde estás, quiénes y qué haces?

CONDUCTA PROBLEMA
Qué hace o dice el niño

Ejemplo:

Respuesta de los padres y otras personas presentes

Martes, 19:00 horas.

Estamos los padres y Rafa en el salón, viendo la tele y le decimos:
“Rafa, ponte a hacer los deberes”

(Sin levantar los ojos dice: ¡Déjenme en paz!).
(Ni contesta).
“Diez minutos más”, grita.

“Ya está bien Rafa. Vete a hacer los deberes. Rafa, por favor vete ya”.
El pequeño contesta: “¡Pero sólo 10 minutos!”

Cuando le digamos algo y el menor no obedezca, en la primera columna apuntaremos el día y la hora que es. A continuación, tal y como lo hemos hecho en el ejemplo, escribiremos el resto. En este caso, el registro nos muestra cómo hemos hecho lo contrario de lo que deberíamos. Al final el niño ¡se ha salido con la suya! y nosotros hemos actuado incorrectamente, pues le hemos enseñado que contestando mal, no haciéndonos ni caso e imponiendo él las condiciones, nosotros terminamos cediendo. En otra oportunidad hará algo parecido, pues le dio buen resultado.

Consejos prácticos para formar niños obedientes

La psicóloga y diplomada en Terapia Gestalt Infantojuvenil, Francisca Carrasco Tassara, nos recomienda aplicar ciertas pautas para lograr que nuestros hijos sean disciplinados y respetuosos.

  • Lo más importante es que los padres combinen la ternura con la firmeza. Al indicarle una orden al niño, o darle un castigo, lo que se debe transmitir es que lo están haciendo por amor. Y por esto mismo, es muy necesario hacerlo con tranquilidad, ya que si se hace enojado y con gritos, el menor sentirá que lo retan porque no lo quieren.
  • Lo ideal es fijar las reglas de antemano y de manera explícita. Se puede hacer una cartulina con los deberes más importantes, los horarios, etc. Las ordenes deben ser cortas y precisas.
  • Actuar inmediatamente sino obedece. No es conveniente entrar en peleas ni discusiones. Por ejemplo, apagar la televisión y llevarle a su cuarto a hacer sus tareas No es recomendable intentar razonar con él cuando desobedece; es inútil, sólo intenta “liarnos y ganar tiempo”.
  • Es importante fijar las consecuencias para el cumplimiento o incumplimiento de las reglas. Las consecuencias (es mejor usar esta palabra que castigo) siempre deben ser pequeñas e inmediatas al incumplimiento de una orden. Ojalá el castigo sea quitarle algo que le guste. No sirven las sanciones de una semana, ya que los infantes viven sólo el presente, por lo que ellos aprender a controlarse, decidiendo si en el presente les conviene o no actuar de cierta forma.
  • Si los padres son capaces de crear un sistema claro de reglas y consecuencias, y hacer que se cumpla sin falta, los niños responden rápidamente a las ordenes. Esto genera que los pequeños se sientan seguros y queridos, porque sabe que hay un adulto que lo quiere, lo cuida y lo obliga a hacer las cosas por su bien, le guste o no. Cuando un niño tiene el poder suficiente como para hacer lo que quiera, es muy atemorizante para él, ya que sabe que él no puede decidir bien por si mismo.
  • Se debe utilizar un tono firme y establecer contacto visual cuando se da una orden. Incluso tocar suavemente a nuestros hijos, cuando les decimos que hagan algo, ayuda a que el mensaje sea más claro.
  • Es fundamental que los adultos de la casa, estén de acuerdo en las ordenes al frente del niño. Nunca deben contradecirse, ya que esto les quita poder y le quita seguridad al menor.
  • No se debe caer en discusiones acerca de las reglas con los niños pequeños. Ellos deben aprender que hay  pautas que deben cumplir. Si  no aprenden desde chiquitos a respetar la autoridad, y entender el concepto de regla, esto puede traducirse más adelante, en una dificultad para entender y respetar las leyes, y los derechos de los demás. Por otra parte, cuando un padre empieza a discutir una orden con un hijo o a darle excesivas explicaciones, le otorga un poder excesivo y se desautoriza a sí mismo, haciendo mucho más difícil que el niño responda a lo que se le pide.

¡Adiós a los hijos desobedientes!

Desde revoltosos que no quieren dormir, a chicos agresivos que le faltan el respeto tanto a los padres como a los hermanos. Con un método sencillo de implementar, Jo Frost, una nanny británica con 15 años de experiencia y una carrera totalmente orientada a la educación de los niños, logra que rebeldes retoñitos acaben bien educados, mucho más felices y con un ritmo familiar digno de los mejores elogios. ¡Todo esto en solo dos semanas!

Pasos a seguir:

1. Estructurar el día hasta el mínimo detalle, para empezar a implementar una rutina y transmitir conformidad y seguridad a los niños. 

2. Cada vez que un hijo no hace caso hay que:
a. Bajar al nivel de los ojos del pequeño.
b. Decirle que ese acto o gesto NO es aceptable (mirándole a los ojos).
c. Usar un tono firme pero SIN LEVANTAR LA VOZ.

3. Si el menor vuelve a repetir el comportamiento no deseable:
a. Se le lleva a una silla, alfombra o a la habitación por mala conducta.
b. Se deja al niño ahí 1 minuto por cada año que tenga, o sea si tiene 3 años, serían 3 minutos, durante el cual no se habla con él.
c. Al terminar el periodo penado, hay que preguntarle si sabe por qué está ahí y si no está seguro se le explica por qué.
d. Luego el pequeño tiene que mirarte a los ojos y darte un perdón.
e. Terminar con un abrazo y un beso.

Llevando a la práctica estos pasos por ambos padres, los hijos acaban obedeciendo. Lo mejor de todo es que el griterío acaba por completo, la familia empieza a funcionar sin tensiones, nervios y enfados continuos. Un niño será más feliz, si conoce bien los límites de lo que está permitido y lo que no y las consecuencias que conlleva desobedecer a mamá o a papá.

Fuentes:
Francisca Carrasco Tassara, Psicóloga y diplomada en Terapia Gestalt Infantojuvenil.
http://www.guiainfantil.com
http://www.terra.com/mujer
 
Galería | Esta entrada fue publicada en Consejos, Educación, Portada, Psicología. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Qué hacer con los niños desobedientes?

  1. milagros dijo:

    el educar a nuestros hijos con ternura y firmeza le haces sentir amado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s