¿Es conveniente alimentar a los niños en horarios fijos?

Es probable que la forma de alimentar a un bebé influya en su futuro desempeño escolar, es decir, en el coeficiente intelectual que pueda llegar a desarrollar. La conclusión más resumida de un estudio dictaría que los lactantes que comen en horarios fijos, posteriormente son menos listos que aquellos que son alimentados cuando tienen hambre.

Según la investigación, publicada en The Europeal Journal of Public Health,  los niños que recibían sus alimentos siguiendo un horario diario cuando bebés, mostraban un menor coeficiente intelectual, comparados con quienes comían sólo cuando manifestaban que tenían apetito. El análisis se llevó a cabo con el trabajo de los investigadores del Instituto de Investigación Social y Económica en el Reino Unido, y se basó en los resultados de diversas pruebas de coeficiente intelectual y de otros diversos test de rendimiento escolar, realizadas a un grupo conformado por más de diez mil niños con edades comprendidas entre los 5 y los 14 años.

Los pequeños que obtenían los mejores rendimientos académicos, eran aquellos que cuando bebés fueron alimentados en los momentos en los que ellos lo pedían. Los que conseguían notas más bajas, eran los que habían sido nutridos bajo criterios de rutinas adoptadas por sus padres, quienes daban de comer a sus hijos siguiendo siempre las mismas horas día tras día, sin importar si el infante tienen hambre o no.

Aunque hasta el momento éste es el único de los informes que analiza las posibles consecuencias a largo plazo del tipo de alimentación que reciben los lactantes, los investigadores que participaron del estudio recomiendan tomar los resultados obtenidos con cierta cautela, ante todo.

Maria Lacovou, una de las principales autoras del estudio, indica:

“Las diferencias podrían deberse no al hecho de haberse alimentado según una programación fija, sino al tipo de madre que intentó ajustarse a ella”…”Es evidente que estas características sociales aumentan las probabilidades de que un niño rinda peor en el colegio”.

Al parecer, quienes optan por dar de comer a los lactantes en momentos específicos, son las madres más jóvenes, entre ellas había un mayor porcentaje de mujeres solteras, que debían trabajar fuera del hogar.

Galería | Esta entrada fue publicada en Consejos, Nutrición, Portada, Psicología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Es conveniente alimentar a los niños en horarios fijos?

  1. Inma Corbera dijo:

    Las conclusiones que expone este artículo no me parecen del todo acertadas. Mi propia experiencia me demuestra que habiendo alimentado a mis hijos con un ritmo fijo, sin forzarlos cuando no querían, por supuesto, no complicó en absoluto su rendimiento académico. Yo pienso más bien al contrario. Los niños se sienten más centrados y más protegidos con unas pautas y con un horario. Así saben lo que deben hacer en cada momento y, cuando son pequeños, les crea seguridad. Fundamental para tener autoestima.

    • Hola Inma, gracias por compartir tu experiencia. Estamos muy de acuerdo contigo, de hecho muchos pediatras no están de acuerdo con los resultados que arrojó este estudio. También es importante considerar que todos los niños son diferentes y los padres son quienes deciden finalmente cómo criarlos.
      Nosotros sólo quisimos dar a conocer el estudio.
      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s