¿Qué necesitan los bebés de sus padres?

 

La primera vez que tomamos en brazos a nuestro retoño, puede ser un momento mágico, maravilloso, inolvidable y sobrecogedor. Luego tratamos de cumplir nuestro rol lo mejor posible y proteger a nuestro bebé, pero… ¿ cómo lograr hacer bien nuestra tarea?Comenzar con un abrazo largo y lleno de amor, es simplemente perfecto.

Los recién nacidos necesitan mucho de sus padres, pero gran parte de sus requerimientos son más sencillos de lo que pensamos. Dado que los bebés llegan al mundo con su cerebro formado parcialmente, la naturaleza les ha encargado a sus progenitores terminar este trabajo. Solo un quinto del cerebro está formado al nacer, durante los próximos tres años se desarrollarán cientos de millones de sinapsis (conexiones entre neuronas). Estos enlaces no solo son fundamentales para que el niño pueda ver, escuchar y moverse, sino que también para que desarrolle sus habilidades emocionales e intelectuales.

La manera en que los papás cuiden a sus hijos, tiene un gran impacto en la forma en que estas neuronas se conectan y sienta las bases para el desarrollo psicológico del niño.

Las características de la relación entre un bebé y su cuidador principal –ya sea la madre, el padre u otra persona- son claves. Por una parte, el menor está conociendo a su mamá, quiere que entienda lo que le pasa y cómo se siente. La madre también está conociendo a su pequeño y aprendiendo a descifrar y a responder a sus señales. Esto se llama “sincronía” y  es el cimiento para un apego seguro. No siempre es fácil lograrlo, pero vale la pena el esfuerzo. A continuación señalamos algunas ideas de lo que los bebés necesitan en su primer año de vida:

1.- Cuidado permanente. No es fácil llegar a conocer profundamente a una persona si no se pasa mucho tiempo con ella. Por lo tanto, es trascendental para un recién nacido tener un protector  principal, que aprenda a leer sus señales y entender lo que él quiere. Esta necesidad de desarrollar un vínculo es tan básica, que los lactantes nacen con la capacidad de reconocer el olor de su madre e incluso las voces familiares que han escuchado desde el útero.

2.- Entorno cálido y responsable: Desde el primer contacto visual, luego del nacimiento, y si este no es interrumpido por terceros, se establece un patrón de interacciones entre madre e hijo, una primera forma de apego que sienta las bases para la conexión emocional entre ambos. Los recién nacidos se comunican con su mirada, y si una madre lo observa, sabrá identificar cuando esté cansado, con hambre o angustiado. Luego sólo se trata de responder a esas señales. Este proceso no siempre es automático, a menudo hay que aprenderlo y practicarlo, simplemente sentándose a mirar y conocer al recién nacido.

3.- Contacto nutritivo: La piel es el órgano más grande del cuerpo y el tacto un sentido muy desarrollado en los lactantes. Ellos nacen con la necesidad de contacto permanente, por lo tanto el contacto nutritivo a través de masajes, caricias o simplemente tenerlos en brazos, les da a los niños seguridad y confianza.

4.- Movimiento y estimulación: Desde el nacimiento los infantes se benefician de tener instancias de movimiento, estimulación y exploración libre. Estas experiencias promueven el desarrollo cerebral, por esto es importante proveerlos de juguetes y juegos, cosas para ver, tocar y escuchar. Pero cuidado con no sobrecargar el ambiente, ya que la excesiva motivación pueden estresar a los pequeños. El mejor juego para los hijos es la interacción con sus seres queridos.

5.- Ambientes libres de violencia. Los bebés nacen con la capacidad de detectar posibles riesgos o amenazas, a través de cambios en la entonación de la voz. Escuchar hablar a su madre con un tono  nervioso o agudo, puede asustarlos. Es por esto, importante evitar las discusiones o peleas delante de los niños. Presenciar situaciones de conflicto o violencia, es tan dañino como recibir agresiones. Si además esto sucede de manera repetida, entonces el menor empieza a asimilar este estilo relacional, con graves consecuencias para su desarrollo emocional.

Estar atentos a sus requerimientos y satisfacerlas de manera adecuada, les ayudará a crecer felices y seguros.

Fuentes:
http://www.mujerymaternidad.cl
http://www.espaciocrianza.cl
 
Galería | Esta entrada fue publicada en Consejos, Portada, Psicología. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Qué necesitan los bebés de sus padres?

  1. Carmen Schweitzer dijo:

    Por eso es importante que el bebé no sea separado de la madre al momento de nacer (obviamente si nace sin problemas y la madre está sin complicaciones), algo tan básico que en la mayoría de las clínicas privadas no se respeta… no solo se llevan al bebé nada más nacer, sino que lo dejan en la famosa nursery y les dan relleno, alterando el inicio de este hermoso lazo y de paso perjudicando el inicio de la lactancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s