Divierte a tu bebé con educativos juegos

Después del año de vida nuestros hijos no sólo juegan para entretenerse, la actividad lúdica también les permite conocer sus capacidades y el entorno que los rodea. Nosotros podemos ayudarlos con juguetes y entretenimientos adecuados a su edad.

Al cumplir un año, el crecimiento neurológico de un niño, no tiene comparación con  otras etapas de su vida, no volverá a repetirse y su desarrollo dependerá principalmente de las experiencias que le ofrece su medio. En esta etapa todo le interesa, ya que es capaz de explorar las cosas que lo rodean y de interactuar con ellas. Para él, jugar es imprescindible.

Juegos para niños de 12 a 16 meses

• Show de títeres

– Usa el peluche o la muñeca favorita de tu hijito como títere: Haz que camine, que se vaya a dormir y que salte de un lado a otro. Incluye a los personajes en las actividades diarias, por ejemplo: Ponles un babero y siéntalos en la mesa a la hora de comer.

– Háblale y explícale a tu retoño lo que estás haciendo, así potenciarás su lenguaje.

– Actúa de forma alegre a veces, y otras con tristeza, para que tu peuqeño pueda aprender acerca de los sentimientos y emociones, así como a desarrollar su imaginación.

• Yo tiro y tú empujas

Si tu bebé está dando sus primeros pacitos, usa un objeto que pueda moverse con facilidad, como una silla de plástico del tamaño de un niño o una caja de plástico llena de juguetes blandos. Mientras se sujeta de los bordes, para obtener apoyo, puedes sostener el otro lado y mantenerlo estable. Luego estira despacio  la caja hacia tu lado para animarle a que dé un paso adelante. Pronto comenzará a empujar mientras tú jalas con suavidad. Esto hará que aumente su confianza y desarrolle su motricidad gruesa.

• Aprendamos a decir ¡Bravooo!

Probablemente tu pequeño ya es capaz de mantener sus manos abiertas, pero puede que todavía pase un tiempo hasta que dé palmadas. Por ahora, dalas con él o déjale que sujete tus manos mientras tú las das. Siéntate en el piso, frente a él, mirándolo y canta canciones en las que se aplauda, como “¡Palmas, palmitas, que viene papá, tócalas pronto, ¡que en casa está ya!”. Esto alentará sus habilidades lingüísticas, así como su coordinación entre manos y ojos.

• ¿Dónde estás?

A tu hijito le encantará jugar al escondite. Tapa tu cara con tus manos y  dile “¿Dónde está mamá?” Luego descubre tu rostro y grita “¡Aquí esta!” Cuando despierte y corra a tu cama, puedes ocultarte bajo las sábanas; a la hora del baño, usa una gran toalla para taparlo con ella. Para más diversión, puedes ir tanteando partes de su cuerpo  bajo la sábana y pregúntale “¿esto es una pierna?, ¿esto es un brazo?”. Cuando esté enrollado en la toalla y con la cabecita cubierta, llévalo a otro cuarto. Cuando se la quites, estará encantado de ver que está en otra parte de la casa.

Juegos para bebés de 16 a 20 meses

Pásamela rodando

Las pelotas son juguetes muy populares entre los niños de un año. Las que rebotan son ideales para el jardín y las  blandas de espuma, son muy buenas para entretenerse dentro de la casa. Invita a tu bebé a divertirse con el juego”atrápala”. Siéntense en el piso frente a frente, con las piernas abiertas y tocándose los dedos de los pies. Ahora pueden pasarse la pelota rodando sin que salga por fuera de sus piernas. Este juego sirve para trabajar los músculos de los brazos y la coordinación entre ojo y mano.

¿Tomemos tecito?

En un día soleado, lleva un juego de té de plástico al patio o a la terraza e invita a tu princesa  a que llene una teterita para servirlo. Esta divertida actividad desafiará las habilidades de coordinación de tu hija y le ayudará a entender las propiedades del agua; por ejemplo, comprenderá que siempre fluye hacia abajo y no hacia arriba.

• Juguemos a construir

Esto requiere un poco de concentración y se juega mejor cuando tu hijo está más tranquilo. Usa  bloques de construir para hacer esquemas simples, como tres en fila o dos arriba y dos abajo, para crear un cuadrado. Anímalo a usar otras piezas para que intente copiar tu patrón. Después dile que él haga otro esquema y tú lo copias. Clasificar objetos según sus formas, estimula la capacidad de tu niño para resolver problemas.

• Pequeño coleccionista

Cuando salgas de paseo con tu retoñito, pásale una bolsa para recoja y guarde distintas cosas que le interesen, como piedras, hojas y flores, etc. Tu hijito querrá llevar el  envase, pero no te sorprendas si tira todo el contenido y quiere empezar de nuevo. A los niños de esta edad les encanta llenar recipientes… ¡para volver a vaciarlos! Mientras tanto, estará practicando sus movimientos de la mano y desarrollando destreza manual.

Juegos para bebés de 20 a 24 meses

• ¡A bailar!

Haz que tu bebé escuche distintos estilos de música que vayan al compás de distintas acciones, por ejemplo, algo con un ritmo fuerte y sonoro para que tu hijo pueda caminar como un elefante o muy silencioso, para que se imagine que está pasando por al lado de un león durmiendo y no debe despertarlo. Desfilar como soldados al ritmo de la música es también muy divertido y suficientemente fácil para que la mayoría de los infantes lo puedan hacer. Estos juegos ampliarán su imaginación y desarrollarán su sentido del ritmo.

• Divertidos globos

Los globos son algo fantástico para divertirse. Se mueven lo suficientemente despacio como para poder seguirlos y son relativamente fáciles de atrapar. Puedes inflar uno y lanzarlo al aire. Cuenta lo que tarda en caer al piso o deja que tu hijo lo atrape. Es un buen juego para desarrollar la capacidad de contar y la coordinación entre ojo y manos.

• ¿Qué es lo que escuchas?

Toma una gran toalla o una manta, tírala en el jardín y recuéstate en ella con tu hijo. Dile que cierre los ojos y que oiga atentamente. Después de un minuto, pregúntale “¿qué sonidos oyes?” y coméntale lo que tú has escuchado: el aire en los árboles, el canto de un pájaro, el ruido de un auto al pasar. Es una buena forma de ayudarlo a desarrollar su capacidad de escuchar.

• Atrápame si puedes

A los niños les encanta que les persigan. El objetivo de este juego es ser alcanzado, especialmente si tu hijo sabe que recibirá un gran abrazo y un beso cada vez que lo atrapes. Es un  juego ideal para que tu retoño queme energías, ¡y tu también!

Aprobado por la Junta de Asesores Médicos de BabyCenter
 
Galería | Esta entrada fue publicada en Consejos, Educación, Portada. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s