¿Quién cuidará a mi hijo?

Generalmente para los padres la opción más confiable son los familiares. Pero cuando no existe esta posibilidad, todo se hace más difícil porque tendremos que dejar a nuestros retoños en manos de un extraño. Sin embargo, esa persona ganará paulatinamente la confianza y el cariño tanto del menor como de la madre.

Es normal que nos compliquemos cuando debemos elegir a alguien para que cuide a nuestros bebés. Sentimos que las mejores manos son los abuelos o algún familiar cercano. Por ejemplo la abuelita, quien ya está ligada a su nieto por un profundo afecto, conoce bien su genio y su rutina, por lo tanto el niño no sufriría problemas de adaptación. Además el poder contar con este privilegio, es para las madres una ayuda enorme, incluso desde el punto de vista sicológico. Lo importante es respetar siempre los roles: la abuela no debe sustituir a la mamá, para evitar problemas de rivalidad.

Pero cuando no contamos con ese apoyo, nos quedan sólo dos opciones: una guardería o una niñera. Para enfrentar este difícil momento es necesario:

  • Confiar en el individuo que asistirá a tu guagua.
  • Aceptar que otra sujeto lo atenderá amorosamente.
  • Preguntar abiertamente a la educadora o la institutriz todas las dudas que tengas para permanecer con el espíritu tranquilo.
  • Aunque sea muy chiquitín, tu hijito se sentirá más tranquilo si le explicas lo que ocurre.
  • Háblale sobre esta “separación” con tus propias palabras y desde el fondo de tu corazón, esto les ayudará a los dos a asumir el cambio.

Los beneficios del jardín infantil o sala cuna

Para muchas familias es favorable dejar a sus hijos en establecimientos educacionales, pues aquí los menores tienen la posibilidad de potenciar su aprendizaje y socializar con sus pares. Además, los párvulos estarán bajo la custodia de profesionales capacitadas y las actividades diarias estarán preparadas de acuerdo a sus exigencias físicas y sicológicas.

Como ésta es una decisión tan importante, es recomendable visitar varias guarderías; pedir opiniones de otros padres; observar que el lugar sea seguro, limpio y confiable. Es conveniente recorrer todas las instalaciones (salas, baños, cocina, etc.) y hablar con la directora y con su futura maestra.

¿Cuánto tiempo necesita un bebé para adaptarse a la guardería?

No existen períodos rígidos de familiarización, pero sí secuencias que se deben respetar. Es un proceso no lineal, con idas y vueltas. En la mayoría de los casos, el infante requiere al menos una semana para concurrir con su mamá, papá o adulto de referencia, que lo acompañe dentro y luego fuera de la sala. La despedida no debe ser abrupta, sino lenta y progresiva. Cuando el niño pueda estar un par de horas a solas con la educadora, sin reclamar la presencia materna, es un buen indicador que es el lugar apropiado.

Es primordial que en el jardín infantil conozcan los hábitos, costumbres y personalidad del lactante, con el fin de mantener sus rutinas y así lograr que él se sienta seguro y protegido.

Los lapsos dependen de cada menor y no es conveniente acelerarlos ni tampoco extenderlos más de lo necesario.

Cómo escoger una buena niñera

Si el adulto que estará a cargo del pequeño es un desconocido, es necesario que se instale en la casa un mes antes (aproximadamente) de que la madre se ausente, para que así ella pueda “probar”, es decir ver cómo se desempeña la nueva niñera y ver cómo se relaciona su hijo con ella. Eso da tranquilidad a los padres y es beneficioso para el buen desarrollo emocional del bebé”, aconseja la psicóloga infanto-juvenil Marcela Paz Tarifeño Rojas.

También es preciso solicitar recomendaciones de la postulante o pedir una evaluación aprobada por psicólogos especialistas en este rubro, existen servicios que evalúan la idoneidad de las nodrizas. Llama a sus jefes anteriores, es importante conocer su comportamiento con otros niños, antes de que cuide el tuyo

Selecciónala con cuidado, evaluando experiencia, actitud y química con tu hijo. Confía en tus impresiones y observa las reacciones de tu chiquito cuando esté con tu posible sustituta.

Hazla seguirte por un período de tiempo en las actividades con el bebé, y de a poco comienza a delegarle funciones como el cambio de pañales. Prueba dejarla sola primero estando en casa y luego realiza salidas cortas.

En qué debemos fijarnos al momento de seleccionar a la niñera:

Es importante que la persona sea cariñosa.

Que no use jamás un lenguaje despectivo o insolente con nadie (los niños aprenden por imitación).

Debiera comprometerse a dejar sus problemas personales fuera de la casa, para no afectar mentalmente al menor.

Debe ser capaz de poner límites firmes a los actos inapropiados de los pequeños, pero siempre en común y previo acuerdo con los padres. Por ejemplo, jamás debe gritarle o golpear al menor.

Cómo entrenar a la nueva niñera

Es necesario preparar a la institutriz con anticipación, para que ella logre comprender las necesidades y deseos de tu chiquito.

Indícale cómo deberá organizar su trabajo, por ejemplo muéstrale donde guardas la ropita, los alimentos, los juegos, los medicamentos de primeros auxilios, cómo está dispuesta la casa y dónde están los principales interruptores de agua, luz y gas.

Establece las cosas que son permitidas hacer durante tu ausencia, buscando ser lo más flexible posible y de conciliar tus exigencias con las de ella, pero sobre todo con las de tu hijo.

Déjale a mano todos los teléfonos necesarios para que se comunique en caso de emergencia: Números de tu trabajo y de tu pareja, de familiares cercanos, de la policía, hospital, bomberos, etc.

Antes de salir, dale instrucciones de los horarios de alimentación, toma de medicamentos del bebé, de descanso, juego, etc.

Fuente: Marcela Paz Tarifeño Rojas, psicóloga infanto-juvenil. (Consultas y horas contactar al móvil 95261704)
Galería | Esta entrada fue publicada en Consejos, Portada, Psicología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s