Alimentos Formadores: Esenciales para nuestros niños

Los alimentos formadores son aquellos que contienen proteínas, fundamentales en la dieta de nuestros hijos, porque sirven de materia prima para el desarrollo y la construcción de todos los tejidos y estructuras del cuerpo. También se les llama alimentos constructores porque se encargan de formar y reparar los músculos, la sangre, los dientes y los huesitos de los infantes. Estos nutrientes contribuyen a la formación del menor desde que se encuentra en el vientre materno. Sirven para adquirir conocimientos, habilidades y tener un buen desarrollo.

Los alimentos formadores se clasifican en 3 grupos:

Leches y sus derivados: Cotienen calcio, un mineral que ayuda a que se formen huesos y dientes, fuertes y saludables. Ayuda a prevenir el riesgo de fracturas.

Además tienen proteínas de muy buena calidad y otras sustancias como: grasas, hidratos de carbono y vitaminas, especialmente vitamina A y el complejo B. La leche también ayuda a mejor el valor nutricional de los alimentos. Algunos derivados de sus derivados son el yoghurt, el queso, etc.

Carnes: Son un ingrediente fundamental, ya que contiene un 20 % de proteínas de muy buena calidad y en ellas podemos encontrar minerales como Hierro, Fósforo y vitaminas del complejo B, todos ellos muy necesarios para el crecimiento y el proceso de liberación de energía. La vitamina B12 ayuda a la formación de los glóbulos rojos y la B1 tiene un papel destacado en el buen funcionamiento del sistema nervioso. También tienen un aporte elevado de Hierro que ayuda a evitar la anemia.

 Huevos: Es una de esos alimentos que no deben estar ausentes en nuestra dieta. Sus beneficios nutricionales  son muchos y muy variados. En primer lugar, hay que destacar que contiene el 10% de las cantidades de proteínas recomendadas para consumir a diario, además de tener una importante ingesta de vitaminas y minerales.

 Leguminosas o Legumbres: Una alimentación con una buena proporción de legumbres, resulta baja en grasas, muy nutritiva, rica en fibra y con una efectiva protección ante enfermedades cardiovasculares y la obesidad.

Las legumbres o leguminosas nos brindan una excelente calidad y concentración de nutrientes, sin el aporte de grasas saturadas. Una sus características es que las proteínas que contienen, son ricas en aminoácidos lo que ayuda a tener una mejor digestión. Además, aportan ácido nucleico que esta considerado como capaz de renovar las células de nuestro cuerpo. Otro dato importante, es que se considera que la salud del cabello, la piel y las uñas, la fuerza muscular y la vitalidad, tanto física como mental, se ven mejoradas por el consumo abundante de estos tipo de alimento.

Fuente: http://www.nuestrosbebeses.blogspot.com
About these ads
Galería | Esta entrada fue publicada en Nutrición, Portada. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s